Sublime Text 2 ¿El mejor editor para programadores?

Siempre he utilizado IDEs para programar porque para lenguajes como Java o C# resultan muy útiles para organizar el código en paquetes o carpetas a través del propio IDE y tenerlo todo a mano. Además la función de autocompletado con el API del propio lenguaje es muy útil para ahorra tiempo y no tener que ir a la documentación y buscar, sin contar que facilitan la compilación, ejecución, debugging, control de versiones… Sin embargo, para otros lenguajes como HTML, PHP, JavaScript, etc. Se me hace demasiado pesado utilizar un IDE, más que nada porque no voy a utilizar ni el 1% de sus posibilidades y para escribir solo código prefiero editores más simples.

Para lenguajes de programación web como los citados anteriormente siempre he utilizado Gedit en Linux y Notepad++ en Windows. Si bien estos dos editores son más que suficientes para mi trabajo, siempre me ha parecido que les faltaba algo.

Desde hace algún tiempo veo mucha gente con un Mac por la universidad (ni que los regalasen 🙂 ) y siempre me ha llamado la atención que toda esta gente con un Mac utiliza para programar el mismo editor, un editor con el fondo oscuro y que resalta la sintaxis del lenguaje en colores muy vistosos. Al principio creía que se trataba de algún editor propio de Apple para Mac OS ya que nunca he visto a nadie utilizarlo en Windows ni en Linux.

Después de investigar un poco por Internet lo encontré, Sublime Text. Lo que no me esperaba es que fuese multiplataforma, estando disponible para Windows, Mac OS X y Linux.

Sublime_Text_Editor

Como bien dice el eslogan de la web de Sublime Text: “The text editor you’ll fall in love with” fue justo lo que me ocurrió la primera vez que lo utilicé.

El esquema de colores que utiliza es simplemente genial y me parece un esquema de colores muy acertado para programar, ya que por lo menos a mí, no me cansa tanto la vista como los editores con el fondo blanco, y además los colores que utiliza para las sintaxis del código encajan muy bien con el fondo gris oscuro y hace que sea muy fácil de leer.

Dejando de un lado el apartado visual, que como ya he dicho me parece genial y muy acertado, el resto de funciones no se quedan atrás. Una de las cosas que más me llamó la atención fue el minimapa de la parte derecha que te muestra todo el código en miniatura y que permite ir a una sección de código sin necesidad de desplazarnos con la rueda del ratón por todo el documento. Otra de las características que más me gusta es la opción de multicursor que permite escribir de manera simultánea en varias posiciones del código simplemente pulsando Ctrl + Click izquierdo en las zonas que queramos. Esta opción es muy útil para renombrar variables o escribir un fragmento de código varias veces sin tener que copiar y pegar. Además de estas y muchas otras característica más, también dispone de características comunes a otros editores de código como el reconocimiento del lenguaje utilizado para remarcar su sintaxis, autocompletado, marcado de llaves de apertura y cierre, plugins, etc.

El editor, para mi sorpresa, es totalmente gratuito, aunque también nos da la opción de comprarlo por 70$ la licencia. En el caso de que decidamos no comprarlo y hacer uso de la licencia gratuita, cada cierto número de guardados nos aparecerá una ventana dándonos la opción de comprarlo o de seguir utilizándolo gratis. La verdad es que la ventana se hace un poco pesada, pero teniendo en cuenta que es totalmente gratis yo creo que es un mal menor.

Conclusión

El hecho de que esté disponible para las tres plataformas, su alto grado de personalización y la posibilidad de instalar plugins para aumentar su funcionalidad hacen que Sublime Text sea para mí el mejor editor de código fuente que he utilizado hasta la fecha.

La versión actual es la 2.0.2, pero desde hace unos meses está disponible la versión 3 en fase beta.

Más información en la web oficial de Sublime Text.

2 comentarios en “Sublime Text 2 ¿El mejor editor para programadores?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *